En clave de rol


Estamos hablando de una actividad para la que solo necesitas papel, lápiz y un puñado de dados. Todo lo demás, lo importante, ocurre en la mente de los asistentes.