Jordi contreraS

Evoco contextoS

Thymus vulgaris, tomillo, timoncillo, timó, timonet o tomello.

En terreno rocoso y poca sombra crecen estas pequeñas matas leñosas, similares a árboles en miniatura cubiertos de verde gris, pintados en primavera de blanco rosado al final de sus ramas.

El tomillo es un subarbusto perenne de la familia de las labiadas que se alza del suelo entre los 10 y los 40cm. Muy ramificado, de tallos tortuosos y erguidos.

Sus hojas son pequeñas enteras, oblongo lineares, sésiles de bordes enrollados y tormentosas en el envés.

En primavera crecen sus pequeñas flores de color blanco o rosado. Son hermafroditas o femeninas, melíferas, de corola bilabiada con brácteas más anchas que las hojas, estambres no incluidos en la corola y agrupadas en corimbos (inflorescencias abiertas racimosas que crecen en las partes terminales de los tallos).

Su fruto, en caméfito, contiene 1 o 2 semillas diminutas de forma esférica.
El término Thymus proviene del griego Thymon que a su vez parece provenir de Thyein (olor o aroma) haciendo justicia a su intensa y característica fragancia.
El epíteto latino vulgaris significa vulgar o común.
Entre sus nombres comunes se encuentra el de tomillo, boja, timoncillo y, en estas tierras, timó, timonet o tomello.

Ya en la antigüedad se tienen noticias de esta planta. Entre otros usos, parece ser que en Egipto era conocida como Tham y se utilizaba para lavar a los muertos. En Grecia le otorgaron el nombre por el que hoy la conocemos y en la Edad Media era costumbre que las damas la ofrecieran junto a un pañuelo a sus caballeros como amuleto y símbolo de valor.
Pero si existe un uso característico ese es sin duda, debido a su intenso aroma, el gastronómico. Y es que la capacidad de transformar platos de esta planta es tan impresionante como la del romero, siendo el punto clave de guisos, carnes, pescados y verduras: sirva como ejemplo la “sopa de tomillo” típica de la serranía, donde la sencillez de una rodaja de pan con aceite y sal casa a la perfección con un simple caldo de tomillo.

En cuanto a sus propiedades medicinales el tomillo es antiséptico, usándose para úlceras y heridas, estimula el crecimiento de los glóbulos blancos, adecuado para el tratamiento de bronquitis, laringitis, trastornos digestivos, es también antidiarreico y antiinflamatorio.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up