El último aliento

Ocurría siempre al terminar la jornada; justo cuando los pies pedían libertad, cuando se podía parar y valía la pena sacudirse el polvo. Entonces todos echaban una última carrera, aullando mientras galopaban, pensando ya en llegar cuanto antes al rancho y llenar el estómago. Era entonces, en ese preciso instante, cuando, a lomos de su […]

Vaquero

—Verá, los caballos son animales magníficos; libres. Yo me limito a aligerar su miedo para que puedan ser todo lo que son. No domo ni hostigo, no quebranto su ánimo para vencerlos, porque el que obedece no está completo. Tardo el tiempo que sea necesario porque sea lo que sea que haga, no va contra […]