Jordi contreraS

Evoco contextoS

Smilax aspera, zarzaparrilla, sarsaparrilla, aritjal, aritjo.

En las zonas de pinos encontramos a esta planta en forma de liana, enroscándose en la vegetación, llegando a formar barreras impenetrables tocadas del rojo vivo de sus bayas.

La zarzaparrilla es un arbusto de la familia de las smilacáceas, de tallos delgados de 1 o 2m de alto, cubiertos de espinas para enroscarse y trepar por otras plantas. Tiene una gran raíz subterránea sobre la que crece su base amplia y leñosa en zonas sombreadas casi en cualquier tipo de suelo.

Sus hojas son alternas, triangulares, oblongas u ovadas con la base hastada o sagitada y pequeñas espinas en la base del peciolo y en el margen.

Desde agosto a octubre saca sus flores muy aromáticas de color verde-amarillentas en racimos axilares llamados umbelas.

Su fruto es una baya roja-negruzca que contiene de 1 a 3 semillas.
El término Smilax proviene del mito griego la ninfa Smilax, que al no poder estar con su amado se suicidó transformándose en una planta trepadora. El epíteto latino aspera significa rugosa.
La zarzaparrilla tiene propiedades diuréticas y diaforéticas además de utilizarse para tratar el reumatismo, enfermedades de la piel, gripe o gota. Para los usos medicinales se utiliza la raíz ya que el fruto es tóxico.

Pero sin duda el uso más conocido es el de cierta bebida que, con el mismo nombre de la planta, refrescaba las gargantas secas de más de uno hasta que llegaron los refrescos y bebidas carbonatadas mucho más conocidos hoy en día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up