Jordi contreraS

Evoco contextoS

Euphorbia helioscopia, lechetrezna común, lecherula, pigocha, lletrera d’hort.

Sobresale a primera vista la lechetrezna común por su corona verde de cinco huecos rellenos de pequeñas flores, en una apariencia extraña que recuerda a una col mezclada con una planta silvestre que ondea del verde amarillo de sus hojas al amarillo verdoso de sus hojas.

La lechetrezna común o lletrera d’hort es una planta herbácea anual de la familia de las Euphorbiaceae que puede alcanzar los 40cm de altura. Tiene un único tallo de color rojizo, erecto y robusto, con pelos de hasta 1,5mm. Exuda un látex tóxico; de hecho toda la planta es venenosa, tanto seca como fresca.

Suele crecer en los bordes de los caminos, lechos de barranco y en ambientes antropizados; siempre a pleno sol y con poca humedad, también puede crecer en semisombra, pero se desarrolla menos.

Sus hojas son alternas, (10-35×5-13mm) de abovadas a espatuladas, patentes y obtusas, casi sin peciolo, de tono verde amarillento y presentan un borde finamente dentado en la mitad superior.

Florece de enero a diciembre en inflorescencias cimosas, con 5 radios generalmente, pelosos de hasta 10mm, con brácteas abovadas. La unidad básica es el ciatio que es una flor falsa conocida también como inflorescencia espacial, de estructura con forma de copa con todas las brácteas unidas de manera que parece que las flores se enreden entre ellas. El color principal del conjunto es el amarillo verdoso, en un esquema cromático reflejo al que se da en las hojas.

Su fruto es una cápsula glabra y lisa de hasta 4mm de subglobosa a subovoidea con compartimentos en los que guarda semillas de hasta 2mm oscuras y con superficies fuertemente reticuladas, con una ranúncula reniforme y sésil.

En cuanto a su uso, siempre con cuidado debido a la toxicidad de la planta, es un purgante drástico. Su látex es antiverrucoso. Su raíz, pulverizada es drástica y emética.

El término Euphorbia proviene del nombre de una lechetrezna cactiforme de Mauritania y, según Dioscórides y Plinio, hace referencia a Euforbo el médico del rey Juba II de la misma región.

El epíteto helioscopia proviene del griego y se refiere a una de sus características principales: el movimiento que describe la planta siguiendo la luz del sol.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up