Jordi contreraS

Evoco contextoS

Los Salvajes de Thyme

En inicio, los Salvajes de Thyme eran una patrulla de Guardianes que decidió hacer del camino su hogar, evitando dentro de lo posible las ciudades y los poblados de Los Territorios, haciendo suya la declaración que se hace a todo patatierna al entrar en la Guardia.

Los caminos entre nuestros asentamientos son el lugar donde viven los ratones de la Guardia. Ellos se sienten más en casa entre el espacio abierto, la libertad y el peligro que entre las puertas seguras y los muros de piedra de cualquier ciudad o pueblo.”

Todo aquel que entraba en la patrulla, aprendía a sobrevivir en el camino y a valerse por sí mismo de acuerdo a sus propias capacidades. Y es entonces cuando la ayuda dispensada a los miembros de la patrulla y a otros ratones se vuelve verdaderamente efectiva.

Los Salvajes hacen del camino su propio mundo, entienden los lugares por los que pasan como parte del mismo y al resto de ratones compañeros a los que ayudar.

Pese a su voto, siguen observando el código de la Guardia. Y raro es el año que no envían una misiva a Lockhaven o pasan un par de días allí en invierno para ver al resto de compañeros y ponerse al día.

Todo Salvaje debe aprovechar sus cualidades, mitigar sus debilidades y saber valerse por sí mismo, además de ayudarse entre ellos cuando la ocasión realmente lo requiera.

La patrulla de los Salvajes defiende la individualidad en el grupo y el grupo como conjunto de individuos, debiendo tener en cuenta a todos sus integrantes y conocer sus especificidades.

Un Salvaje no busca riqueza ni fama; valora el contacto con la naturaleza, la autosuficiencia, la lealtad, la honestidad, la inventiva, el esfuerzo y saber trabajar en equipo cuando sea necesario.

Gwendollyn, la Matriarca de la Guardia, los destinó a la zona sur de Los Territorios. Fue la misma Matriarca quien aceptó su petición de investigar la zona existente tras la frontera sur. Su viaje quedó registrado en el libro: Viaje más allá de Willowroot, confeccionado a partir de los escritos, mapas e ilustraciones realizados por los mismos Salvajes en su periplo

En la actualidad, Thyme sigue formando patatiernas, junto a su patrulla, en el camino. Estos, una vez acabado el entrenamiento, obtienen su nombre de Salvaje, normalmente de una planta, de acuerdo a la forma de ser del futuro Guardián. Cuando los patatiernas consiguen la capa en Lockhaven, bordan un distintivo de su nuevo nombre en ella y hacen su vida como Guardián.

Una vez al año, se realiza el Encuentro de los Salvajes: una reunión de hasta tres días de duración, en una vieja torre en ruinas, de cuando la frontera de Los Territorios era más reducida, que ofrece a la vez refugio y aire libre a todo Salvaje que quiera acudir.

En el Encuentro, todos los Salvajes se reúnen en círculo, todos por igual. Saludan a los viejos conocidos y a los miembros recientes y cuentan cómo les ha ido el año; comparten información acerca de peligros y recursos, narran historias y se ponen al día de cualquier novedad.

Son días de risas, historias, canciones y música, en torno a un buen fuego, entonados por el reconfortante guiso de Thyme.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up