Jordi contreraS

Evoco contextoS

Jugador@s

El rol, cuando empezó allá por los ochenta, era cosa de frikis, pero de tios frikis. Poco a poco fue incorporándose público femenino; no me refiero a novias o parejas de jugadores, al menos no en calidad de tales, sino a jugadoras que entraron dando una bocanada de aire fresco y otro punto de vista a esta querida afición.

De forma similar a como ocurriera con los cómics y aquellos primeros números del Sandman de Neil Gaiman, esos nuevos intereses entraron a formar parte de las historias y tal y como se incorporaron dejaron de ser exclusivamente de las recién llegadas, para serlo de todos; de esa forma cambiante y natural que reside en el ADN de los juegos de rol; donde cada partida es una construcción efímera diferente a la siguiente; donde todo fluye porque apenas hay partes fijas.

Y ellas dejaban de ser ellas y ellos ellos. Porque muchos de los nuevos intereses fueron incorporados a la construcción sobre la mesa de juego, de igual modo que ellas apuntalaron algunas de las viejas formas de hacer las cosas.

Porque al final se construyen experiencias, vidas sobre la mesa, y todo participante por distinto o extraño que sea, o quizás por eso mismo, aporta un nuevo matiz; otro color a esa paleta con la que decoramos la escena. Será el grupo después, quien decidirá cuánto de ese nuevo tono se utiliza; en ocasiones más, en ocasiones menos, pero no cabe duda de que más matices, más puntos de vista, siempre son una herramienta valiosa cuando empiezan a rodar los dados. 

Yo tuve una mesa bastante variada, de gente que empezaba, y existían las mismas ganas por vivir y contar. Y ganábamos con cada incorporación, como gana esa mesa que siempre tiene un sitio vacío para el forastero, asegurando hueco para otro ladrillo o forma de moldear esa estructura viva y cambiante que construimos entre todos.

Así que, Evocador o Evocadora, jugador o jugadora, empuña tus dados, hay sitio en la mesa. Imagina, juega y aporta, siendo  sencillamente tú mism@, tu grano de oro, más que de arena.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up