Jordi contreraS

Evoco contextoS

Críticos y pifias

Siempre que ruedan los dados, los ojos se anclan esperando a ver qué sale. Es inevitable, a fin de cuentas es el medio por el que se decide lo que ocurrirá una vez hecha la apuesta. A veces sale bien, a veces mal; pero, solo de vez en cuando, al posarse los dados, al otro lado ocurre una desgracia o un éxito de dimensiones épicas que lo trastoca todo a título individual o en relación al grupo entero.

Eso es en esencia el Crítico y la Pifia. O al menos los buenos, los potentes; aquellos que ocurren en el momento preciso en que se salva la vida o se manda todo a la mierda de una forma tal que no podrá menos que ser recordada.

Las historias se forjan con las mentes de todos en ese espacio etéreo y común que se construye sobre la mesa y esos cambios, esos puntos clave de las gestas, acaban recordándose entre los jugadores con cierto toque de complicidad, haciendo falta tan solo una ligera mención para recordar aquella vez que… e invocar una sonrisa en el rostro, porque “esto se hace así…”.

Crítico y Pifia pueden ser un cambio de tercio, el momento perfecto para darle un giro de tuerca a la historia.

Un crítico supone salvación, heroicidad, milagro, mérito, mejora, crecimiento y potencia.

Una pifia… una pifia es la fiesta del Director de juego. Es desajuste, perdición, es un carro roto, duro revés para los personajes; es reto, complicación y cambio de planes; es, en definitiva, la oportunidad de tomar las riendas y colocar las cadenas que los personajes deberán quitarse de encima.

Una práctica bastante interesante es jugar a tú Crítico y yo Pifia. O, lo que es lo mismo, dejar que los jugadores narren sus críticos, que fantaseen. Tarde o temprano la cosa se irá de madre, la labor del Director de Juego es dejar hacer y esperar a que ocurra una Pifia para reaccionar con proporcionalidad. Se puede generar un diálogo muy interesante aunque, eso si, no es recomendable hacerlo con una campaña ya avanzada porque, seguramente, todo acabará patas arriba.

Sea como sea, Críticos y Pifias son esas notas inusualmente altas que sacuden al personal; una sinfonía de la sorpresa que puede devolver la vida a una sesión adormecida.

Aprovéchalos.

Un saludo y que tengas un magnífico o pésimo día.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up