Jordi contreraS

Evoco contextoS

Centaurium erythraea, Centaura, Fel de la terra, Hiel de la tierra

Esta pequeña planta, que rara vez llega a los 50cm, pasa desapercibida durante todo el año hasta llegar el verano; momento en que estallan aquí y allá sus cojines de flores rosados punteados de amarillo tan densos que a primera vista cuesta ver cualquier otra parte de la planta.

Es una hierba de tallo erecto de forma cuadrangular con numerosas ramificaciones, que despide un olor característico, algo tenue, difícil de apreciar junto al resto de plantas silvestres de nuestra zona. Crece al lado de los caminos y en claros de bosque, se da también en los pinares jóvenes que aún no han conseguido extender la sombra consecuente del hambre solar.

Sus hojas son de color verde pálido, lisas con bordes enteros. Las hojas basales son anchas, oblongas o espatuladas y forman rosetas; las caulinares describen una forma oval-lanceolada, tienen 3 nervios y describen un ápice agudo.

Sus flores aparecen, densamente, en las ramificaciones superiores de mayo a septiembre y se abren en cinco pétalos que van desde el rosa intenso hasta un rosa pálido. Los estambres están insertados en la base de la corola, con anteras que aparecen espiraladas una vez han liberado el polen.

Sus frutos tienen forma de cápsula, algo más larga que el cáliz y contienen semillas muy pequeñas.

La centaura tiene una gran cantidad de usos medicinales. En la antigüedad ya la conocían y utilizaban. Se la cita en textos de Virgilio y Lutecio (sabor amargo, se la conocía como la hiel de la tierra). El nombre se refiere al centauro, ser mitológico mitad hombre y mitad caballo, en referencia al centauro Quirón, destacado por sus conocimientos de medicina. Los egipcios la utilizaban para la hipertensión. En textos del siglo V, aparece como purgante, curar heridas y lavar los ojos. Y en el siglo XIX se usaba para aliviar el mal de gota.

Actualmente se utiliza para combatir la pérdida de apetito. la alopecia, parásitos y diarrea, evitar infecciones de heridas y curar picaduras de animales venenosos. Muchos medicamentos la incluyen, presentando principios diurético, eupéptico, carminativo, diurético, hipoglucemiante, antiséptico, antipirético, antitusivo, estimulante de las defensas naturales, antiinflamatorio, vulnerario, febrífugo, depurativo, emenagogo, colagogo, antidisentérico, vermífugo, detersivo y un largo etcétera.

Se usa en cosmética como tinte. Y se ha incluido en la elaboración de vinos, licores y bebidas amargas.

Su nombre proviene del griego kentauros en referencia al ser mitológico mitad hombre, mitad caballo y más concretamente a Quirón, afamado herbalista y médico.

El epíteto erythraea hace referencia al tono rojizo, posiblemente por el tono rosado intenso de sus flores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up