Jordi contreraS

Evoco contextoS

2023 balas

Suena metal de cañones. Destellos en el horizonte oscuro. Una breve pausa, y llega la respuesta del otro lado del frente.

Dos tipos en torno al fuego, tiritando de espaldas, asándose manos y caras. Entre ellos, colgando de unos palos, una olla hierve lo que han conseguido encontrar.

—Se acaba el año.

Rostro ancho, anguloso, ojos cansados y cierta sonrisa de aguante, de mantener el tipo.

—Sí, se acaba y de momento no nos vamos.

Rostro sincero, limpio, con un resquicio bonachón y resignado.

—Pues yo creo que este año será diferente.

—¿Crees que cambiará algo?

—El resto no sé, pero yo sí. Estoy seguro de ello.

Por un momento callan los cañones, se escucha otro sonido, algo más ligero, de voces, brindis y alegría.

Y se oye la noche: el viento en los álamos y la brisa entre las hojas; sin el aroma acre de la pólvora, sin gritos, ni la viscosidad caliente de la sangre.

Amaneció entre rescoldos, acompañado por el retumbar de la artillería y el espoleo agudo de la corneta.

Todos se pusieron en marcha; pero aquel hombre ya no estaba.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up