Jordi contreraS

Evoco contextoS

Rolucopia

Nuevos vientos se acercan. Lo siento en el agua.

Uno se sentará en el trono, para gobernarlos a todos; o será un “primus inter pares” quien asistirá al círculo junto a los suyos y entretejerán pensamientos, creando historias y asentando raíces que jamás podrán romperse.

Rogaremos a los dados para que nos ayuden cuando pocos se enfrenten a muchos, o los mandaremos al infierno; porque nuestro es el momento: solo nosotros consumiremos nuestro tiempo.

¡No más hombres grises!

Plegaremos el espacio y seguiremos con las botas puestas hasta esa última frontera, sintiendo como nuestro hogar el espacio abierto y el peligro en lugar de los muros de piedra y cualquier ciudad o pueblo.

Pese al primigenio que pese.

—Venga, suelta los dados ya. Siempre igual, en cuanto se acerca el frío te da un siroco lúdico-metafísico que echa para atrás.

—Calla, calla, que me cortas el rollo. ¿Cómo vais?

—La mesa casi preparada, echar dos troncos más al fuego, sacar las castañas y listos.

—Vale, coged entonces los dados y a la mesa. Veamos por donde nos quedamos la última vez…

—Hace mucho, mucho tiempo, en un lugar de cuyo nombre no quiero acordarme…

Que los vientos fríos templen tus historias en el calor de la lumbre.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up