Jordi contreraS

Evoco contextoS

Helianthemum siryacum, romer blanc, romero blanco, romerillo, hierba sana

Si al pasear, bajamos la vista hacia los bordes secos y pedregosos de nuestros caminos, nos encontraremos con el romer blanc. Lejos de la sombra, cerca del romero, la bufalaga y el tomillo esta mata de cepa leñosa, que raramente excede los 40cm, destaca por el color verde-grisáceo de sus hojas, en ocasiones de un blanco nevado. Y es ante ese tono ceniza, casi mortecino, donde contrasta enormemente la explosión de vida del amarillo potente de sus flores.

Al acercarnos, vemos que sus hojas, similares a las del romero aunque más alargadas, crecen opuestas, con fascículos de hojitas en sus axilas, aplanadas, de bordes revueltos, nervio marcado y con abundantes pelos cortos y estrellados. Algunos ejemplares muestran un color más oscuro en el haz que pueden llevar a confusión.

Sus flores de un amarillo intenso sin manchas, surgen en primavera, agrupadas como si de racimos se tratara en los extremos superiores de la planta y contienen 5 pétalos, 5 sépalos (las hojas que forman el cáliz de una flor), numerosos estambres y un pistilo.

En cuanto al fruto, sale en primavera y verano, en cápsula de 3-4mm, más corta que el cáliz, y contiene de 3-6 semillas de 1,5mm.

Su nombre proviene del griego: Helios (sol) y Anthemos (flor), y del latín: syriacum (Siria, refiriéndose a su origen).

Como buena planta perenne de zonas soleadas está perfectamente adaptada al calor y a la escasez de agua. Su reducido tamaño, la vellosidad que la cubre, el tono blanquecino y la torcedura del extremo de sus hojas son las armas que esgrime frente a la exposición continua y directa al sol. Además tiene una excelente capacidad para extraer agua del suelo seco y pedregoso en el que vive. Recientes estudios (2014) apuntan a que estas guerreras, y otras plantas de características similares, que crecen en zonas de placas de yeso consiguen extraer agua de la estructura cristalina del yeso; si sacan agua de ahí, qué no van a hacer en estas tierras.Aquí dejo un par de links al respecto porque de ser así, la cosa tiene miga:
https://www.investigacionyciencia.es/noticias/una-nueva-fuente-de-agua-12456
https://www.nature.com/articles/ncomms5660 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up