Jordi contreraS

Evoco contextoS

Forja de personajes

Generar personajes es una parte vital de esto del rol; a fin de cuentas es la herramienta que te permite entrar en el juego. Existen muchas formas de hacerlo, pero servidor es más de personajes temáticos.

Me gusta generar una idea y que todo cuanto pongas en ficha se sustente en ella o la refuerce.

Lo importante en estos personajes es que, de algún modo, todos los rasgos y conceptos estén relacionados entre sí y conformen una forma de verlos, de manera que refleje su propia naturaleza y puedas saber cómo respondería en tal o cual situación: más que nada porque cuando rueden los dados serás tú quién tendrá que interpretarlo.

Para crear la idea inicial, investigar es básico. Suelo empezar por algún aspecto que me interese para el personaje: profesión, objeto, afición, conducta, nombre, creencia o una situación que de alguna forma lo haya marcado, y a partir de ahí investigar para tener material con el que darle forma. A veces todo sigue por donde toca; otras, en cambio, acabo encontrando otros aspectos que me gustan más y la idea cambia de rumbo… No hay ningún problema, simplemente es un indicador de que el personaje está vivo; con las partidas pasa exactamente lo mismo y es uno de los puntos que diferencia el rol de otras actividades parecidas.

Que un personaje sea temático significa que va a primar ese aspecto sobre otros, en principio más importantes, como puedan ser las puntuaciones de sus capacidades y otros rasgos relacionados con el sistema de juego. Vamos, que si al personaje le va hacer crucigramas, pues le endiñas puntos a esa habilidad aunque no te sirva de nada y te deje sin puntos para ponerle a ese rasgo que va genial pero le pega tanto como una cuchilla de afeitar a un peine (lo que sirve o no en una partida es bastante subjetivo y, aunque solo sea para interpretar, esa habilidad ya es en sí una buena herramienta).

Algo que funciona muy bien es generar frases que diría el personaje, de manera que concentramos en un puñado de palabras su forma de pensar y nos ayuda a visualizar cómo percibe el mundo.

Haz la prueba, engancha un personaje y móntale alguna frasecilla estilo sobre de azúcar… si no te sale nada, piensa algún tema o situación; cuando asome esa sonrisilla de complicidad, es que ya lo tienes.

Te diría que primero va esto o aquello pero la verdad es que da igual. Existen formas de creación, de acuerdo con los tonos y reglas de uno u otro juego que sí que guardan, y deben hacerlo, un orden de creación (el que aquí está enganchando letras ha hecho más de uno); pero así en crudo y antes de ponerte a rellenar ficha, da igual por donde empieces; la cosa es que pilles la idea y tires del hilo, a ver dónde acabas.

Si en la próxima partida llevas a alguien con un astrolabio, un estudioso de la porcelana del siglo XVIII, un avaro de record Guiness, alguien llamado Obdulio Barneda, un ferviente seguidor de la religión grecorromana o un tipo normal que acaba de sobrevivir a la caída de un ascensor desde un décimo piso, hablamos al respecto; me interesa sobretodo saber por qué y echar unos dados con él. Algo que siempre te va a sorprender con un personaje así es ver cómo va evolucionando y transformándose sin perder su esencia, o quizás sí; total, en el rol no hay nada escrito.

Buena ficha y propicios dados.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up