Jordi contreraS

Evoco contextoS

Día de lluvia

La calle está desierta y veis nubarrones oscuros entre los edificios. De momento no hay señal del contacto.

—¿Seguro que funciona el móvil?

—Puedes apostar a que sí. Esta antigualla pasa de anuladores y demás cacharros.

—Un poco más y nos toca hacer señales de humo…

—Riete, pero conectar tu TM aquí es como encender un faro en medio de la noche.

—Más nos vale que tengas razón. ¿Sabemos por dónde va a venir?

—Ni idea, en el mensaje solo me envió la hora y la dirección.

—Osea que lo mismo está esperándonos en alguno de esos coches que están aparcados.

—Jajajaja, a lo mejor está dándole cuerda a su teléfono…

—Dejaros de chorradas. Como tarde mucho, empezará a salir la gente y va a ser más difícil.

—No creo que tarde…

—¿Y si no viene?

—Vendrá, os digo que vendrá. Solo hay que esperar.

El móvil sigue en silencio y podéis ver cómo se oscurece aún más el cielo. Se nota la humedad y cierto olor eléctrico en el ambiente.

—No – me – jo -das. 

—Es solo la tormenta, ¿vale? Solo la tormenta.

—Algo va mal…

—Que no, os digo que no…

—Ya… y ¿dónde está el contacto? No va a venir.

—Que viene. os digo que viene, seguro. Aliados a 3: este no me falla.

—Te lo dije, ponte contactos, es más útil. Pero no, el señorito quería aliados: “más vale pocos y buenos que muchos en quien no confiar”… y ahora como hayan enganchado a tu aliado, caemos con todo el equipo.

—Te digo que viene. Tú estate atento al móvil.

Podéis notar la humedad dentro del mismo coche y varios relámpagos iluminan en coágulo negro que tenéis ahora mismo por cielo. Escucháis un repiqueteo en el techo y el limpia se pone en marcha para apartar las primeras gotas de lluvia del cristal.

—¿Alguien por la calle?

Un tipo cruza la calle corriendo con una bolsa de la compra en la cabeza.

—¿Nadie más? Tiro Atención… 12Ac.

Nadie más. Tan solo un papel que se eleva empujado por el viento que cobra cada vez más fuerza.

—En serio, vámonos. Paso de palmarla aquí.

—No nos vamos.

—Y el maldito móvil sin dar señales de vida. 

—En serio, si no viene nadie en cinco minutos, nos vamos.

El viento aumenta. Las copas de los árboles se mueven con violencia y miles de gotas caen a la vez sobrepasando la capacidad del limpia. Los edificios empiezan a emborronarse y se hace difícil ver el final de la calle.

—Nos vamos. Ahora sí. Arranco el coche.

—¡No! ¡Espera! Solo un poco más…

—A ver, aún estamos a tiempo de salir de aquí. Como siga lloviendo más, no movemos el maldito coche.

—Solo un poco más, hazme caso.

—Como vea una maldita gabardina, la lío.

—¡Ni se te ocurra! Como metáis una “petardá” aquí en medio me bajo y os dejo a los dos solos.

—Ya tardabas…

—¿Y qué esperabas? El uno apurando y el otro liándola a la mínima. ¿Es que no tenéis seso?

—Lo cambiamos por un par de huevos.

—Agallas te van a hacer falta.

—¡Ya estamos otra vez! 

Oís un crujido seco y potente. La rama central de uno de los sauces de la acera cae delante del coche, pero apenas podéis distinguirla porque el aguacero ha aumentado y con suerte veis un par de metros más allá de vuestras narices.

—Arranco el coche. Aunque sea chafando huevos, salimos de aquí.

—Quito la llave.

—¡Ni de coña!

—Me bajo… yo me bajo.

La pantalla monocromo del móvil se ilumina y el sonido metálico de la melodía de llamada resuena por todo el coche.

—Ostias, cójelo joder.

—Eso, cójelo.

—Lo cojo, lo cojo.

Descuelgas y se escucha el aguacero estrellándose contra la calle. Poco a poco va formándose la figura de un individuo con sombrero ante el coche.

—Cojo con la mano el colgante. ¿Lleva gabardina?

Puedes distinguir una fina línea limpia alrededor de su sombrero, chaqueta y el resto de su figura, que el agua no puede alcanzar. Conforme se acerca veis el móvil que empuña en su mano derecha.

—Ahí lo tenéis…

—Suelto el colgante.

—La madre que os parió… quito el cierre del coche.

……..

—¿Qué tal la partida?

—Esta vez casi la liamos en medio de la Palento.

—Mira que os lo dije, no le dejéis mirar por la ventana que va a llover…

Feliz partida y que el mundo te inspire.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up